Visita a la Catedral y Comida de Hermandad 2019

Tal como estaba programado, el pasado sábado 9 de noviembre, se llevó a cabo la actividad programada este año por la Cofradía, a modo de convivencia, que consistió en una visita a la Catedral de Murcia y la tradicional comida de hermandad en la que se hizo entrega de las distinciones correspondientes al año 2019.

La jornada comenzó a las 12h30 en la plaza del Cardenal Belluga, desde donde accediendo a la catedral por la puerta de San José, la guía Pilar Madrid fue explicando a los asistentes los tesoros que encierra el primer templo de la Diócesis, haciendo un recorrido histórico del mismo e incidiendo, especialmente, en las capillas de Gil Rodríguez de Junteron, Los Vélez y Jacobo de las Leyes. Por último se efectuó una visita al museo catedralicio en donde, por primera vez, los servitas pudieron ver expuestos los tres ángeles que completan el grupo de la Stma. Virgen de las Angustias y que, hasta ahora, solo se mostraban públicamente en la procesión de Viernes Santo.

Tras la visita, el medio centenar de participantes, se desplazó al Restaurante “Paco,s” donde se celebró la tradicional Comida de Hermandad, a cuyo término, la Presidenta de la Cofradía dirigió unas breves palabras de agradecimiento a todos aquellos que, a lo largo de la historia, han aportado su grano de arena para que Servitas alcance en Murcia el lugar que por antigüedad, tradición y bagaje cultural y espiritual, le corresponde.

Como recuerdo del año en que nos ha representado como Nazareno de Honor del Real y Muy Ilustre Cabildo Superior de Cofradías, por la Cofradía de Servitas, entregó un recuerdo al cofrade mayordomo Enrique Manuel Cárceles Manzanares, pasando, a continuación, a otorgar las distinciones aprobadas por la Junta de Gobierno para 2019, que recayeron en Julián Martínez Martínez, Estante Distinguido del Paso del Santo Ángel Servita; Luis Manuel Gómez Chumillas, Estante Distinguido del Paso de la Stma. Virgen de las Angustias; y María López Ríos, Alumbrante de Mantilla Distinguida; para terminar entregando el nombramiento de Servita de Honor a Santiago Rodríguez López, en agradecimiento por su colaboración en la reciente restauración del trono de la Virgen, ocupándose de los dibujos para el enriquecimiento ornamental del paso.